descubren que el nucleo de nuestro planeta es posiblemente un planeta dentro de la tierra

Los científicos utilizaron datos sísmicos y descubrieron que el núcleo interno de la Tierra muestra una variedad de texturas: ¡podría ser un planeta dentro del nuestro! Te contamos más sobre este posible hallazgo.

Núcleo de la Tierra
La incógnita sobre qué envuelve al núcleo de la Tierra podría estar revelándose. Durante muchos años, geólogos expertos han estudiado su origen y funcionamiento.

Sin él núcleo de nuestro planeta, simplemente no existiría el campo magnético protector y la vida aquí sería muy diferente. Durante muchos años los científicos han sentido curiosidad por este núcleo interno. Quieren entender cómo se formó y si ha cambiado en todo este tiempo.

Gracias a todas estas preguntas, un equipo de investigadores, dirigido por la Universidad de Utah y apoyado por la Fundación Nacional de Ciencias de EE. UU., decidió profundizar en el tema. Usando herramientas especiales comenzaron a escuchar, monitorear y analizar, los estruendos u ondas sísmicas de los terremotos para comprender qué hay dentro de nuestro planeta.

Durante bastante tiempo, muchas personas creyeron que el núcleo era una bola sólida y uniforme. Pero una reciente investigación del geólogo especializado Guanning Pang y su equipo de la Universidad de Cornell, lo comparó un extenso papel tapiz con diferentes texturas y figuras, lo cual hizo un lado la visión de una bola metálica perfecta de nuestro núcleo.

El estudio reciente de Pang en la revista científica Nature, muestra que el núcleo no es el mismo en todas partes. Keith Koper de la Universidad de Utah, quien jugó un papel importante en este estudio, dijo que están tratando de observar más de cerca este núcleo. Comparó el esfuerzo con tomar una foto de algo profundo y oculto. «Es un trabajo complicado, pero están progresando», comentó en una entrevista.

¡La voz del planeta nos da idea de su origen!

Después de que algunos países decidieron prohibir las explosiones nucleares, las Naciones Unidas establecieron un sistema especial en 1996. Este sistema tiene herramientas en todo el mundo para detectar si alguien está haciendo una prueba nuclear. Pero estas herramientas también captan otros sonidos y movimientos.

Los datos del IMS han facilitado la investigación que iluminó las explosiones de meteoritos, identificó una colonia de ballenas azules pigmeas, pronosticó el clima y proporcionó información sobre cómo se forman los icebergs.

Su pieza central es el Sistema Internacional de Monitoreo (IMS), que presenta cuatro sistemas para detectar explosiones utilizando instrumentos de detección avanzados ubicados en todo el mundo. Si bien su propósito es hacer cumplir una prohibición internacional de las detonaciones nucleares, han producido también una gran cantidad de datos que los científicos pueden usar para arrojar nueva luz sobre lo que sucede en el interior de la Tierra, los océanos y la atmósfera.

Núcleo de la tierra; planeta bebe
La esfera de metal sólido de la Tierra podría ser un planeta dentro de otro planeta.

Si bien la superficie de la Tierra se cartografió y caracterizó a fondo, su interior es mucho más difícil de estudiar ya que no se puede acceder directamente. Las mejores herramientas para detectar este reino oculto son las ondas sísmicas de los terremotos que se propagan desde la delgada corteza del planeta, que vibran a través de su manto rocoso y su núcleo metálico.

¡Un planeta dentro de otro!

Durante los últimos años, el laboratorio de Koper ha estado analizando la sensibilidad de los datos sísmicos al núcleo interno. Un estudio anterior, dirigido por Pang, identificó variaciones entre las rotaciones de la Tierra y su núcleo interno que pueden haber provocado un cambio en la duración del día entre 2001 y 2003.

El núcleo de la Tierra, cuyo diámetro ronda los 6920 kilómetros, está compuesto principalmente de hierro y algo de níquel, junto con algunos otros elementos. El núcleo exterior permanece líquido, envolviendo el núcleo interior sólido.

«Es como un planeta dentro de otro planeta que tiene su propia rotación y está desacoplado por este gran océano de hierro fundido», dijo Koper, profesor de geología que dirige las Estaciones Sismográficas.

El campo protector de energía magnética que rodea a la Tierra es creado por la convección que ocurre dentro del núcleo exterior líquido, que se extiende 2260 kilómetros por encima del núcleo sólido, dijo. El metal fundido se eleva por encima del núcleo interno sólido, se enfría a medida que se acerca al manto rocoso de la Tierra y se hunde. Esta circulación genera las bandas de electrones que envuelven y protegen al planeta.

Sin el núcleo interno sólido de la Tierra, este campo sería mucho más débil y la superficie del planeta sería bombardeada con radiación y vientos solares que despojarían la atmósfera y dejarían la superficie inhabitable.

Para el nuevo estudio, el equipo analizó los datos sísmicos registrados por 20 conjuntos de sismómetros colocados en todo el mundo, incluidos dos en la Antártida. Estos instrumentos se insertan en pozos perforados hasta 10 metros en formaciones de granito y se organizan en patrones para concentrar las señales que reciben, de forma similar a como funcionan las antenas parabólicas.

Planeta dentro de la Tierra
Los científicos utilizaron datos sísmicos y descubrieron que el núcleo interno de la Tierra muestra una variedad de texturas que adquirió si se formó desde el interior del núcleo externo fluido. Fuente: Nature.

Pang analizó las ondas sísmicas de 2455 terremotos, todos con una magnitud superior a 5,7. La forma en que estas ondas rebotan en el núcleo interno ayuda a mapear su estructura interna. Los terremotos más pequeños no generan olas lo suficientemente fuertes como para ser útiles para el estudio.

Una de las conclusiones más interesantes: el núcleo está cambiando

Los científicos utilizaron por primera vez ondas sísmicas para determinar que el núcleo interno era sólido en 1936. Antes del descubrimiento por parte de la sismóloga danesa Inge Lehmann, se suponía que todo el núcleo era líquido ya que es extremadamente caliente, acercándose a los 10000 grados Fahrenheitaproximadamente la temperatura en la superficie del sol.

«Creemos que este tejido está relacionado con la rapidez con la que crecía el núcleo interno. Hace mucho tiempo, el núcleo interno creció muy rápido. Alcanzó un equilibrio y luego comenzó a crecer mucho más lentamente», dijo Koper. «No todo el hierro se volvió sólido, por lo que algo de hierro líquido podría quedar atrapado en el interior«.

Por jaime