Con el ritmo al que evoluciona la tecnología, muchos se preguntan si alguna vez el ser humano logrará alcanzar la inmortalidad. Para algunos como este exingeniero de Google, es un hecho. Y es que según predice Ray Kurzweil, la humanidad alcanzará la inmortalidad a partir de 2030.

No es la primera vez que Kurzweil realiza predicciones de tal calibre y, eventualmente, acaban sucediendo. De hecho, ha acertado un 86% de las 147 predicciones que ha realizado según admite el medio Daily Mail. Este reputado inventor y autor de varios libros sobre inteligencia artificial, nanotecnología y robótica, lleva tiempo afirmando que, en unos años, alcanzaremos “la singularidad”.

Una historia de nanobots, inteligencia artificial y… “singularidad”

Si te preguntas qué significa este término, no te preocupes, te lo resumimos. La singularidad es el concepto teórico al que se refiere Kurzweil donde explica que la inteligencia artificial llegará un punto en el que superará la inteligencia humana y cambiará el curso de nuestra evolución. Kurzweil denomina a ese punto como “singularidad”.

Según explica este exingeniero, ve un futuro en el que la singularidad ocurrirá en el año 2045, con la inteligencia artificial superando un test válido de Turing en 2029. La idea de esta predicción es que, una vez alcanzada la singularidad, los campos de la genética, nanotecnología y robótica habrán evolucionado hasta el punto en el que se descubran métodos de reversión de la edad por medio de ‘nanobots’.

ia Imagen: Andy Kelly (Unsplash)

La idea de Kurzweil es que estos pequeños nanobots puedan viajar a nuestro organismo para reparar las células de nuestro cuerpo que se hayan deteriorado, provocando un retraso del envejecimiento. El exingeniero apuntaba a una mejora del sistema inmune como resultado del trabajo de estos nanobots, ofreciendo además resistencias en enfermedades como el cáncer.

La singularidad es una idea que Kurzweil ya reflejaba en su libro ‘The singularity is nearer’ en 2005. Si bien los tiempos de esta predicción se han tomado con cierto escepticismo, lo cierto es que un futuro en el que nuestro organismo se someta a procesos que logren mejorar nuestro sistema inmune por medio de nanotecnología es algo que varios científicos y expertos han debatido como posible.

Kurzweil fue contratado por Google en 2012 para trabajar en nuevos proyectos relacionados con el aprendizaje automático y el procesamiento del lenguaje, pero ya hacía predicciones sobre avances tecnológicos mucho antes.

En 1990, predijo que el mejor jugador de ajedrez del mundo perdería ante un ordenador en el año 2000, y así sucedió en 1997, cuando Deep Blue venció a Gary Kasparov.

Kurzweil hizo otra predicción sorprendente en 1999: dijo que en 2023 un ordenador portátil de 1.000 dólares tendría la potencia de cálculo y la capacidad de almacenamiento de un cerebro humano. El exingeniero tiene otras predicciones, aunque quizás ninguna tan ambiciosa como la que relata sobre la singularidad.

En su libro ya determinaba que las máquinas ya nos estaban haciendo más inteligentes y que, conectándolas al neocórtex, “las personas pensarán de manera más inteligente”. Al contrario de lo que muchos de nosotros podamos pensar sobre conectar nuestros cerebros a una máquina, Kurzweil cree firmemente que los implantes cibernéticos pueden mejorarnos.

Aunque no se basa en el concepto de la singularidad, los implantes con tecnología basada en inteligencia artificial ya es una realidad. Recordemos que empresas tales como Neuralink o Synchron ya han conseguido este hecho, posibilitando a los pacientes controlar determinados dispositivos “con la mente”.

En vez de la visión de que en el futuro las máquinas controlarán a la humanidad, Kurzweil es algo más positivo, ya que afirma que crearemos una “síntesis entre humanos y máquinas” que nos hará “aún mejores”.

Si bien es un tema que ya hemos visto en innumerables ocasiones en películas y series de ciencia ficción, ahora la pregunta es si todo esto acabará siendo una realidad. Para Kurzweil, alcanzar la singularidad es un hecho.

Imagen de portada | Xataka con Midjourney

F

 

Por jaime