unnamed file 29

 

unnamed file 29

La Oficina de Resolución de Anomalías de Todos los Dominios (AARO por sus siglas en inglés), una división del Departamento de Defensa de EE. UU. encargada de investigar fenómenos anómalos no identificados (UAP), está dando un paso audaz hacia la comprensión de los objetos voladores no identificados (OVNIs). Según Tim Phillips, jefe interino de la AARO, la oficina está trabajando en estrecha colaboración con laboratorios gubernamentales y académicos para desarrollar kits de sensores avanzados que puedan recopilar datos en tiempo real sobre estos misteriosos fenómenos.

Uno de los desarrollos más destacados es el “Sistema Gremlin”, un kit de sensores altamente portátil diseñado para capturar datos en múltiples espectros. Este sistema, según Phillips, ya ha demostrado su capacidad para detectar una amplia gama de fenómenos, incluso en el espacio.

“Está captando muchos murciélagos y pájaros. Estamos aprendiendo mucho sobre la erupción solar”, compartió Phillips en una reunión con periodistas. “Realmente estamos empezando a comprender qué hay en órbita alrededor de nuestro planeta y cómo podemos identificarlos como objetos anómalos”.

El objetivo principal de estos kits de sensores es monitorear sitios sensibles en busca de intrusiones en el espacio aéreo, así como para vigilar los satélites estadounidenses en órbita. Según Phillips, estos sensores podrían ser cruciales para entender y responder a informes de objetos no identificados que ingresan en áreas restringidas o cerca de infraestructura crítica de EE. UU.

“Si se informa que hay objetos dentro del espacio aéreo restringido, o en la proximidad de una de nuestras naves espaciales, debemos entender qué es eso. Y es por eso que estamos desarrollando una capacidad de sensor que podemos implementar en respuesta a los informes”, explicó Phillips.

AARO tiene previsto presentar el Sistema Gremlin a los líderes del Pentágono para que puedan considerar su despliegue en casos de encuentros de UAP en ubicaciones militarmente importantes o cerca de infraestructura crítica de EE. UU. Esta iniciativa marca un paso significativo en los esfuerzos del gobierno para comprender y abordar los fenómenos anómalos en nuestro espacio aéreo y más allá.

  ¿Te gusto la noticia compártela en tus redes sociales.
F

Deja una respuesta