restos de un dragon de 240 millones de anos descubiertos en chinaLos científicos han descubierto fósiles de un antiguo «dragón» marino en China que vivió en la Tierra hace 240 millones de años.

Apodado el “Dragón Chino”, el animal pertenece a la especie Dinocephalosaurus orientalis, un reptil que utilizaba su largo cuello para cazar presas en aguas poco profundas durante el período Triásico. Dinocephalosaurus orientalis se parece a los escupefuegos mitológicos y a las bestias acuáticas de la antigua tradición.

Los restos del «dragón» fueron descubiertos en 2003 en depósitos de piedra caliza en el sur de China, pero recién ahora los científicos han recolectado fragmentos de Vodino, restaurando la apariencia completa de este antiguo depredador de 5 metros de largo.

Nuevos hallazgos de una investigación publicados en la revista Earth and Environmental Science: Transactions of the Royal Society of Edinburgh revelan detalles sorprendentes sobre esta antigua criatura.

Nick Fraser, conservador de ciencias naturales de los Museos Nacionales de Escocia, afirmó que el dragón chino sigue sorprendiendo a los paleontólogos con su apariencia, que recuerda mucho al mítico dragón chino.

Lo que más sorprendió a los arqueólogos fue su cuello único, de 2,3 metros de largo y con 32 vértebras, que supera con creces el número de vértebras cervicales de las jirafas y los humanos.

La forma de serpiente del cuello de este antiguo depredador supuestamente le daba la capacidad de acechar a su presa utilizando sus extremidades hacia arriba. Algunos peces capturados por el “Dragón Chino” han sobrevivido hasta el día de hoy dentro de su vientre, lo que indica su estilo de vida depredador.

Los investigadores señalan que a pesar de su similitud con el mítico monstruo del lago Ness, el «dragón chino» no está estrechamente relacionado con los plesiosaurios.

«Esperamos que nuestras investigaciones futuras nos ayuden a descifrar la evolución de este grupo de animales, especialmente el funcionamiento del cuello alargado», dijo el primer autor del estudio, Stefan Spiekmann, del Museo Estatal de Historia Natural de Stuttgart.

El descubrimiento del “Dragón Chino” abre nuevas fronteras en el estudio de la evolución y adaptación de los animales a lo largo de millones de años.

F

Por jaime