la dama
Hay situaciones que ni siquiera la ciencia puede explicar. Puede parecer un chiste o una frase popularmente conocida, pero el caso de Gloria Ramírez es el de la verdadera “mujer tóxica”.
En 1994, Gloria padecía de una enfermedad terminal y tuvo que ingresar de urgencia al hospital por una dificultad respiratoria. Lamentablemente falleció a las pocas horas con tan solo 31 años de edad y luego de su muerte sucedió algo increíble.
Los médicos que atendieron a «toxic lady» tuvieron que abandonar el lugar con mareos y picazón. El cuerpo de la mujer, de alguna manera inexplicable, parecía estar contaminado. Julie Gorchynski, una enfermera que asistió a Gloria, pasó casi dos semanas en cuidados intensivos debido a este inexplicable suceso.
La historia de la mujer toxica sirvió de inspiración para un capítulo de la serie Grey’s Anatomy y también fue expuesta en un segmento de un programa en Discovery Communications. El caso de Ramirez fue único en la historia de la medicina y existen algunas teorías al respecto.
El 19 de febrero de 1994 en California, Estados Unidos, Gloria Ramírez ingresó de urgencia en el Hospital General de Riverside. La mujer, oriunda de México, padecía pulsaciones muy elevadas y tensión arterial extremadamente baja, además de una insuficiencia respiratoria grave.
La mujer padecía cáncer cervical y en el hospital intentaron estabilizarla, le dieron tres ansiolíticos y después un antiarrítmico para calmar los latidos de su corazón. Paralelamente, se le bombeó aire a través de una vejiga de goma para intentar compensar la insuficiencia respiratoria.
Cuando le suministraron la medicación a Gloria, los médicos que la atendieron notaron un brillo aceitoso que cubrió el cuerpo de la mujer y algunos sintieron un olor intenso, similar al ajo. Una enfermera trató de extraer sangre del brazo de Ramírez, y sintió un olor parecido al amoníaco proveniente del tubo.
Julie Gorchynski, una médica residente, se percató de un detalle particular. Había partículas grandes que flotaban en la sangre de la mujer. Debido al fuerte el cóctel de olores, tres médicos se desmayaron por presunta intoxicación.
Los médicos optaron por la última opción para salvar a Gloria, el desfibrilador. Lamentablemente, este método de reanimación tampoco funcionó y la mujer terminó falleciendo, según informó Univisión.
Lo curioso del caso es que 23 personas se enfermaron a consecuencia del olor tóxico que emanaba el cuerpo de Gloria Ramírez, cinco de las cuales tuvieron que permanecer en observación. Julie Gorchynski se llevó la peor parte con una serie de convulsiones que terminaron debilitándola. También enfermó de pancreatitis y osteonecrosis en las rodillas. A causa de esto, la mujer tuvo que caminar con muletas durante meses.
El Hospital General de Riverside tuvo que declararse en estado de emergencia interna. Se tomaron medidas extremas para detener lo que sea que había afectado a estos médicos. Por ejemplo, quienes estuvieron en contacto con la paciente debieron quitarse la ropa y desecharla por completo en bolsas plásticas selladas.
Con más dudas que certezas El caso fue de índole nacional y los medios comenzaron a llamar a Ramírez «La dama tóxica» y se preguntaban qué es lo que había sucedido. Según reportó Discover Magazine, este caso causó una de las investigaciones más grandes en la medicina forense de Estados Unidos.
El Departamento de Salud y Servicios Humanos de California se puso al frente de la investigación. Entrevistaron a miembros del personal del hospital que habían estado trabajando en la sala de emergencia el día de la muerte de Gloria, y se comprobó que las personas habían desarrollado síntomas severos como pérdida de conciencia, falta de aliento y espasmos musculares.
Un tiempo después, se reveló que Gloria tomaba un solvente llamado Dimetilsulfóxido, un remedio casero para disminuir el dolor. La gente que utiliza este solvente sostiene que tiene un olor similar al ajo, lo que explicaría el olor que sintieron en la sala.
Según la investigación, se reveló que la combinación del oxígeno administrado por los paramédicos y el dimetilsulfóxido (DMSO) acumulado en el cuerpo crearon DMSO2, que se cristaliza a temperatura ambiente y puede explicar las pequeñas partículas observadas en la sangre.
Además, los shocks eléctricos convirtieron el DMSO2 en DMSO4, un gas extremadamente tóxico que habría permeado el aire que rodea el cuerpo, ocasionando esa reacción en la sala y había sido la causa de que la paciente sea recordada como la «dama tóxica”. Aunque la familia de Gloria nunca creyó del todo la versión de los investigadores, y sostiene que hubo negligencia de los médicos.
Dos meses después de que Ramírez murió, su cuerpo fue tomado para una autopsia independiente y entierro. El patólogo de la familia Ramírez no pudo determinar la causa de la muerte, porque su corazón se había perdido, sus otros órganos fueron contaminados con materia fecal, y su cuerpo estaba demasiado descompuesto.
Luego de esto, Ramírez fue enterrada en una tumba sin nombre en Olivewood Memorial Park en Riverside. Casi 30 años después de la muerte de Gloria Ramírez, las causas de aquel suceso no están completamente esclarecidas, informaron medio periodísticos.
Su familia piensa que pudo haber algún error médico que llevó a que el personal del hospital inventó esta historia para culparla a ella. Hoy, su muerte es uno de los misterios más grandes de la medicina.

Por jaime