<p></p> <h1></h1> <p><img src="https://bibliotecaoculta.com/wp-content/uploads/2024/01/la-historia-oculta-de-la-antartida-un-encuentro-misterioso-y-el-tratado-que-aseguro-sus-secretos.png" class="attachment-full size-full processed_manually" alt="antarctica enigmatic discovery" /></p> <div class='code-block code-block-3' style='margin: 8px auto;text-align: center;clear: both'> <br /> <ins class="adsbygoogle" style="text-align:center" data-ad-layout="in-article" data-ad-format="fluid" data-ad-client="ca-pub-2823253273027483" data-ad-slot="2612559158"></ins><br /> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </div> <p>La Antártida, el continente helado en el extremo sur de nuestro planeta, ha estado durante mucho tiempo envuelto en misterio e intriga…</p> <p>The post <a href="https://mundooculto.es/2024/01/la-historia-oculta-de-la-antartida-un-encuentro-misterioso-y-el-tratado-que-aseguro-sus-secretos/">La historia oculta de la Antártida: un encuentro misterioso y el tratado que aseguró sus secretos</a> first appeared on <a href="https://mundooculto.es"></a>.</p>

¿Los demonios pueden enamorarse?

Kelen y Nisroch: ¿los demonios pueden enamorarse?.

¿Los demonios pueden enamorarse?

¿Los demonios pueden enamorarse?

Ningún grimorio o libro prohibido señala lo contrario. De hecho, existen varios casos de demonios enamorados.

Hoy daremos un breve repaso por una de estas parejas infernales.

Kelen y Nisroch son una antigua pareja de demonios originaria de las culturas mesopotámicas, a quienes los asirios y los caldeos les rendían culto.

Algunos investigadores sostienen que estos ritos conformaban un vano intento por distraerlos de sus intereses; que no eran otros que auspiciar todas las demás manifestaciones del amor ilícito.

Aunque antiguamente presidían toda clase de encuentros amorosos colectivos, y su invocación era decisiva para asegurar el éxito de cualquier tertulia desenfrenada, Kelen y Nisroch siempre se mantuvieron juntos y fieles, a su manera.

La felicidad mutua que comparten desde tiempos inmemoriales resulta tan ejemplar como incomprensible para los criterios convencionales.

Se dice que cuando ella es poseída por un mortal, él contempla la situación embelesado, del mismo modo que ella celebra los retozos lúbricos que su marido disfruta entre las mujeres.

Los enemigos de Kelen y Nisroch sostienen que esta licencias no proceden del amor y la confianza en el otro, sino en una naturaleza insaciable que nunca consigue satisfacerse con las lógicas limitaciones de la entrega mutua.

Cronistas más ecuánimes colocan a Kelen y Nisroch como un raro ejemplo de las posibilidades del amor en libertad.

 

Por jaime