unnamed file 317
La «Cueva de los Tayos» es donde una vez estuvo una biblioteca metálica «perdida».
unnamed file 312

Otro de los descubrimientos más asombrosos del mundo está ante nosotros. Es una cueva enorme hecha de enormes bloques de piedra que parecen haber sido tallados hace miles de años usando algún tipo de tecnología altamente dosificada. Sus bordes están pulidos a la perfección y cortados con extrema precisión. Una antigua biblioteca metálica «perdida» se encuentra en la «Cueva de los Tayos».
unnamed file 313

Uno de los lugares más misteriosos de la Cueva de los Tayos es el portal de Moricz. 
La cueva supuestamente fue construida por una civilización altamente desarrollada, según un gran número de investigadores y científicos. quien posteriormente partió, oh, se desvaneció sin dejar rastro, dejando sus huellas y huellas en la tierra. La cueva, Cueva de los Tayos, alberga lo que parece ser una biblioteca de metal de tamaño considerable. mismo que ha captado la atención de todos los que han tenido la suerte de visitar este lugar. De hecho, hay rumores de que algunas de las placas de este sitio ya han sido retiradas y exhibidas públicamente en el museo Padre Crespi en Ecuador.
En 1860, la enigmática Cueva de los Tayos fue encontrada y nombrada por los Tayos (Steatornis caripensis), un ave con el mismo nombre.
Numerosos autores y académicos consideran la Cueva de los Tayos, descubierta en 1860, como uno de los mayores misterios de América. De hecho, la verdad que se oculta en la cueva requerirá que reescribamos por completo la historia humana, según muchos. Por ello, algunos autores afirman que la Cueva de los Tayos conserva una historia de la Tierra de 250.000 años de antigüedad.
La Cueva de los Tayos (Morona Santiago, en el sureste de Ecuador) sigue en pie hoy en día. Muchos exploradores todavía están obsesionados con él porque creen que tiene la clave para desentrañar el misterio de los enormes bloques de piedra que forman las paredes y el techo de la cueva.
En 1976, Neil Armstrong participó en una importante expedición que exploró la Amazonía ecuatoriana. Tres documentales exploran los sombríos túneles de la cueva para explorar los muchos misterios que la rodean a medida que crece el interés por la cueva.
La cueva se encuentra a 800 metros al este del río Coangos (Kuankus) ya dos kilómetros al sur del río Santiago en un bosque virgen de altura. Se encuentra a 539 metros sobre el nivel del mar según las mediciones más recientes realizadas en 2012 con un altímetro GPS. No es sencillo entrar en la cueva. Debes descender 87 metros en rappel hasta el primer nivel de la cueva antes de que otros 25 metros te lleven a la entrada del túnel, donde luego podrás ingresar a las cámaras misteriosas.
La leyenda de los Tayos.
Los enormes bloques de piedra megalítica cortados con láser son donde se encuentra la leyenda. que comprende algunas de las estancias de la cueva. En las misteriosas losas de metal con inscripciones ideográficas se encuentra la otra mitad de la leyenda que rodea a la Cueva de los Tayos. Juan Moricz, un explorador argentino y húngaro, encontró la cueva.
unnamed file 314

¿Cuál es el secreto de la ¿Cueva de los Tayos en Ecuador? Allí se encuentran artefactos de oro, según el mito del oro de los dioses. La “Cueva de los Tayos”: hogar de una antigua biblioteca metálica “perdida”.

Quien reveló que el salesiano italiano Carlos Crespi Croci, quien exploró el área en la década de 1940 y adquirió algunos de los artículos supuestamente sacados por los indígenas Shuar de la cueva, es la fuente de la mejor evidencia de las misteriosas placas de metal.
unnamed file 315

El misterio de la Biblioteca Dorada de la Cueva de los Tayos ,Biblioteca Dorada de la Cueva de los Tayos. La “Cueva de los Tayos”: hogar de una antigua biblioteca metálica “perdida”.

Los miembros de la comunidad Shuar le dieron al Padre Crespi una serie de piezas en agradecimiento, y ahora se conservan en el museo privado de Carlos Crespi Croci en Cuenca, Ecuador. Ahora hay muy pocas imágenes y videos de estos objetos. debido a que algunos fueron robados, mientras que otros fueron vendidos tras un incendio en 1962. Tras el incendio no quedó nada en el museo, ni siquiera piezas de cerámica que sin duda habrían sobrevivido. Desde su fallecimiento en 1982, se sabe poco sobre las placas. Solo están disponibles el testigo, algunos de los escritos de Crespi e imágenes de él de pie junto a los objetos.
En la Cueva de los Tayos se elaboraron libros de metal.
Erich von Däniken escribió sobre la misteriosa fábrica donde se producían los libros de metal en 1973. Afirmó que el área alrededor de la cueva y la cueva en sí eran prueba de una civilización muy avanzada. Sin embargo, dado que no se descubrieron restos humanos ni evidencia de ninguna otra raza, no hay detalles sobre qué civilización podría haber sido o dónde podría haberse originado.
unnamed file 316

Hallazgos realizados en la legendaria Cueva de los Tayos. La “Cueva de los Tayos”: hogar de una antigua biblioteca metálica “perdida”.

Según la leyenda, el autor Juan Moricz descubrió pruebas de una civilización antigua muy avanzada dentro de la cueva. Habla de su reunión con el presidente de Ecuador en una declaración jurada firmada del 8 de julio de 1969. En la que se le otorgó permiso para controlar completamente este hallazgo, siempre que fuera acompañado de una prueba fotográfica y un testigo. lo que daría fe del descubrimiento de la red subterránea.
Según el autor Philip Coppens, varios periódicos cubrieron la expedición planeada por Moricz. Moricz afirma que la biblioteca metálica de la Cueva de los Tayos contiene registros de una historia antigua en la Tierra que abarca 250.000 años. Von Däniken y Moricz se cruzaron por primera vez en 1972, y Moricz le mostró a este último cómo llegar a la puerta lateral oculta de un laberinto para poder ingresar a un pasillo espacioso. Según los informes, Von Däniken nunca llegó a ver la biblioteca, solo la red de túneles.
«Cada corredor crea un ángulo recto perfecto. Fluctúan entre ser anchos y estrechos. Las paredes son lisas y frecuentemente dan la impresión de estar pulidas. Los techos son planos y ocasionalmente parecen tener algún tipo de esmalte cubriéndolos. Mis dudas sobre la existencia de los túneles subterráneos desapareció mágicamente y me sentí inmensamente feliz.Moricz afirmó que las secciones como las que estamos recorriendo cubren cientos de kilómetros de suelo ecuatoriano y peruano. «.
La gran expedición en la cueva, los Tayo y el ex astronauta Neil Armstrong.
En 1976, tras las denuncias publicadas en el libro de von Däniken. Stanley Hall en Gran Bretaña organizó una investigación sobre la Cueva de los Tayos. La expedición, uno de los proyectos de espeleología más grandes y costosos de la historia, involucró a más de cien personas, incluidos profesionales de una variedad de campos, miembros de los ejércitos británico y ecuatoriano, un equipo de filmación y el ex astronauta Neil Armstrong.
¿Por qué Neil Armstrong, luego de no mucho tiempo [supuestamente] de regreso de la luna, se uniría a una expedición a una cueva remota en la Amazonía ecuatoriana
El equipo también incluyó a ocho espeleólogos británicos experimentados que investigaron a fondo la cueva. Y llevaron a cabo un estudio preciso para crear un mapa detallado de la cueva. No hubo evidencia de las afirmaciones más exóticas de von Däniken, aunque algunas características físicas de la cueva se aproximaron a sus descripciones y se encontraron algunos elementos de interés zoológico, botánico y arqueológico. El líder de la investigación se reunió con la fuente indígena de Moricz, quien afirmó que habían estado investigando la cueva equivocada y que la verdadera cueva era secreta.
unnamed file 317

EL PADRE CRESPI Y LA CUEVA DE LOS TAYOS.
Aun así, los investigadores dijeron que habían encontrado la cueva. De donde la expedición británica se llevó cuatro grandes cajas de madera selladas sin mostrar su contenido a los dueños (los shuar). El asunto terminó (según un investigador español) con tiros entre los shuar y la expedición inglesa. Al parecer, los ingleses habían robado todo lo que habían encontrado en la cueva. Incluidos los famosos libros de oro, oh metal como se les llamaba. E hicieron creer a los dueños que era madera sin valor y reliquias antiguas.
La cueva de los Tayos en la antigüedad.
Los vestigios más antiguos de asentamiento en las cuevas datan del Paleolítico Superior (48.000 – 12.000 a. C.), cuando la cueva ofrecía protección durante el final de la edad de hielo. Alrededor del año 9000 a. C., la civilización abandonó la cueva debido a la mejora del clima de la Tierra y se trasladó al sur, a partes de Perú y el norte de Chile.
Se supone que la cueva fue construida en el Neolítico a partir del 3.000 a.C. y estuvo habitado por una civilización pre-shuar que ya utilizaba artefactos cerámicos, de los cuales podemos encontrar evidencia en la Universidad de Munich, que incluso realizó dataciones por radiocarbono.
Aproximadamente en el 1500 a.C. Los primeros Shuar comenzaron a asentarse en la zona y mezclarse con los nativos de las cuevas. Los Shuar guardan la cueva con gran respeto, creyendo que allí descansan los espíritus de sus ancestros. Hasta la fecha, no hay evidencia confiable que respalde la afirmación de la biblioteca de metal. Ya que con la llegada de los ingleses desaparecieron todas las evidencias sin dejar rastro alguno. Acepto algunos piezas arqueológicas y reliquias que fueron retiradas antes de la llegada de los ingleses. Finalmente, se cree que una civilización extremadamente avanzada pudo haber vivido allí, ya que los túneles, los cortes de piedra, las escrituras de metal y otros artefactos están más allá de nuestra comprensión.

Por jaime