3805ab4409f185b6d54621c9eb7a9bc7.jpg?w=6

En la vastedad de la literatura esotérica rusa de los años 1990, se encuentra una fascinante historia de los enigmáticos “Espejos de Kozyrev”. Estos dispositivos, confeccionados principalmente de aluminio pulido y conformados en espirales, se asemejan a la creación del renombrado astrónomo Nikolái Aleksándrovich Kózyrev, aunque curiosamente, él no los inventó ni describió.

La teoría que rodea estos espejos sostiene que tienen la capacidad única de concentrar diversos tipos de radiación, incluida la proveniente de objetos biológicos. En los años 90, el Instituto de Medicina Experimental de Siberia, adscrito a la Academia Rusa, realizó experimentos que involucraron la introducción de voluntarios en espirales cilíndricas de estos espejos. Los informes de sensaciones psicofísicas anómalas se encuentran detallados en la documentación de estos estudios, aunque carecen de respaldo en revistas científicas convencionales.

Un documental transmitido por el canal de televisión estatal ruso y artículos en tabloides de Rusia y Ucrania dieron a conocer los espejos de Kozyrev al público, aunque la comunidad científica se mantuvo en la penumbra. En 1998, una patente rusa relacionada con estos espejos apuntaba a su potencial para corregir enfermedades psicosomáticas.

En 2014, un grupo checo intentó financiar el desarrollo de espejos de Kozyrev sin éxito, marcando el interés global en estos misteriosos dispositivos.

Espejos del Tiempo: Experimentos que Desafían la Realidad

Uno de los experimentos más audaces llevados a cabo con los espejos de Kozyrev involucró la introducción de un antiguo símbolo de la Trinidad en uno de ellos. Inmediatamente, un campo de fuerza se manifestó alrededor del espejo, desconcertando a los presentes y dejando una huella en la memoria del Dr. Vlail Kaznacheev, miembro académico de la Academia Rusa de Ciencias Médicas.

El experimento más intrigante, conocido como “Espejos del Tiempo”, fue suspendido debido a las experiencias extraordinarias y aterradoras vividas por los participantes. Dentro de los espejos de Kozyrev, las personas afirmaron salir de sus cuerpos, transmitir pensamientos a distancia y vislumbrar el futuro. Estos eventos fueron meticulosamente registrados por científicos del Instituto de Medicina Experimental de la Rama Siberiana de la Academia de Ciencias.

Bajo la guía del Profesor Kaznacheev, los espejos de Kozyrev se convirtieron en el epicentro de un fascinante conjunto de experimentos. Los voluntarios, inmersos en las espirales de estos cilindros metálicos pulidos, experimentaron intensificación de la percepción sensorial. Aseguraron presenciar eventos históricos pasados y vislumbrar el futuro, mientras algunos afirmaban observar sus propios cuerpos desde perspectivas externas.

Sin embargo, el misterio no termina ahí. Durante los experimentos, fenómenos inexplicables como plasmoides brillantes y discos luminosos sobre el edificio del instituto desconcertaron a los científicos. Perturbaciones en la magneto e ionosfera, así como auroras boreales, fueron registradas en momentos sincronizados con el uso de los espejos de Kozyrev.

El Futuro Incierto de los Espejos de Kozyrev

Aunque la investigación proporciona indicios de un posible acceso a información temporal a través de estos espejos, los científicos se han detenido por ahora. La sensación de lo desconocido y eventos inesperados ha sembrado precaución entre los investigadores, quienes interpretan estos fenómenos como posibles advertencias de un peligro real.

Los espejos de Kozyrev, con su forma espiral única, han arrojado luz sobre la posibilidad de influir en el tiempo o abrir puertas hacia dimensiones paralelas. No obstante, se requiere una investigación más profunda antes de aventurarse nuevamente en la exploración de estos enigmáticos dispositivos. El futuro de los espejos de Kozyrev permanece envuelto en misterio, aguardando el momento adecuado para revelar sus secretos más profundos.

F

 

Por jaime