el origen de la luna
Captura de pantalla del autor

Los seres humanos han estado hipnotizados por la luna desde los albores del hombre. Aunque se han propuesto muchas teorías, los científicos no pueden decir con absoluta certeza cómo surgió este objeto celeste.

Algunos podrían pensar que nadie sabía realmente de dónde vino la luna porque es relativamente grande, lo que plantea un problema real.

el origen de la luna 1
Captura de pantalla del autor

Algunos podrían pensar que la luna es capturada de alguna manera por los planetas padres, pero la dificultad radica en la física básica; No puede quedar atrapado en órbita de esa manera.

Esto siguió siendo un enigma hasta hace unos 20 años, cuando surgió otra teoría.

el origen de la luna 2
Captura de pantalla del autor

La idea es que la protoTierra fue golpeada por un cuerpo del tamaño de Marte en las primeras etapas de la historia del sistema solar. Esta colisión, que golpeó oblicuamente, provocó que el cuerpo del tamaño de Marte se estrellara contra el centro de la Tierra, convirtiéndose en el núcleo de la Tierra. Gran parte del material exterior se desprendió y se fusionó para formar la luna.

La mejor teoría sobre la formación de la Luna es algo fantasmagórica: una colisión catastrófica de dos cuerpos celestes en el ángulo justo para formar un cinturón de escombros que luego formó la Luna.

el origen de la luna 3
Captura de pantalla del autor

El tamaño exacto de la luna es crucial, ya que nos proporciona eclipses totales, donde su disco cubre exactamente al Sol. Las posibilidades de que esto ocurra son astronómicamente pequeñas. El diámetro del Sol es 400 veces mayor que el de la Luna y, casualmente, el Sol está casi exactamente 400 veces más lejos.

el origen de la luna 4
Captura de pantalla del autor

Esta alineación es la razón por la que el Sol y la Luna aparecen del mismo tamaño en el cielo de la Tierra, lo que nos permite experimentar eclipses.

Las probabilidades de que la Luna esté en esa órbita accidentalmente son de tropecientos a uno, lo que proporciona evidencia de que nuestra Luna está en una órbita perfecta alrededor de nuestro planeta, y no es accidental.

el origen de la luna 5
Captura de pantalla del autor

Para tener un eclipse solar, la Luna tiene que tener exactamente el tamaño que tiene, que es 2160 millas en su ecuador; no 2161, no 2159, sino precisamente 2160 millas. Algunos consideran esta precisión una coincidencia, pero lo cierto es que es intencional.

En toda nuestra galaxia observable, esta relación y otras no se han duplicado. Otras lunas son considerablemente más pequeñas en comparación con su planeta madre. El satélite de la Tierra no sólo orbita más cerca de lo que debería para su tamaño, sino que también es la única luna del sistema solar con una órbita circular casi perfecta.

No se sabe que ningún otro cuerpo lunar tenga un papel tan estabilizador como el que tiene la Luna con la Tierra.

el origen de la luna 6
Captura de pantalla del autor

Simulaciones por computadora recientes muestran que sin la presencia de la Luna, la inclinación del eje de la Tierra sería completamente diferente, afectando potencialmente las estaciones tal como las conocemos hoy.

La luna desempeña una función increíble: sostiene la vida. Sin él, es posible que no estemos aquí. Existen numerosas peculiaridades en la forma en que la Luna ha afectado a la Tierra, lo que lleva a considerar la posibilidad de que haya inteligencia detrás de ella, algo que la hizo así.

el origen de la luna
Captura de pantalla del autor

La singularidad de la Luna en el sistema solar, especialmente en términos de su impacto en la Tierra, plantea la pregunta: ¿Podrían tales fenómenos haber ocurrido por casualidad? ¿La luna fue colocada allí deliberadamente, quizás diseñada por extraterrestres? Esto lleva a la contemplación de si toda nuestra existencia es un evento planificado.

F

 

Por jaime