no hay extraterrestres en nuestro universo la transcension podria ser la culpableLa hipótesis de la transcensión es una de las posibles soluciones a la paradoja de Fermi, que pregunta por qué no hemos detectado ningún signo de inteligencia extraterrestre (ETI) en la inmensidad del universo.

La paradoja de Fermi supone que una fracción de las civilizaciones avanzadas emprendería viajes espaciales y colonizaría la galaxia, o al menos enviaría señales que podríamos detectar con nuestra tecnología actual.

Sin embargo, hasta el momento no hemos encontrado evidencia de tal actividad, a pesar de la alta probabilidad de que surja vida en otros planetas.

La hipótesis de la trascensión propone que, en lugar de expandirse hacia afuera, las civilizaciones suficientemente avanzadas pueden invariablemente abandonar nuestro universo y entrar en el “espacio interior”, un dominio de mayor dimensionalidad, densidad, diversidad y complejidad.

Este proceso puede estar impulsado por el desarrollo acelerado de la tecnología, lo que conduce a un evento de singularidad donde la civilización sufre una transformación fundamental que la hace incomprensible e inaccesible para nosotros.

El futurista John M. Smart propuso algo llamado hipótesis de la trascensión.

“La hipótesis de la trascensión propone que un proceso universal de desarrollo evolutivo guía a todas las civilizaciones suficientemente avanzadas hacia lo que podría llamarse ‘espacio interior’, un dominio computacionalmente óptimo de escalas de espacio, tiempo, energía y energía cada vez más densas, productivas, miniaturizadas y eficientes. materia y, eventualmente, a un destino similar a un agujero negro”, explicó Smart en un artículo de 2012.

Según esta hipótesis, la trascensión es un proceso universal de desarrollo evolutivo que guía a todas las civilizaciones hacia mayores niveles de inteligencia, procesamiento de información y complejidad.

La trascensión puede implicar la creación de estructuras similares a agujeros negros, computadoras cuánticas, realidades simuladas u otras tecnologías que permitan a la civilización explorar los límites últimos de la física y la computación.

La trascensión también puede implicar el surgimiento de formas de vida posbiológicas, como mentes digitales o conciencias colectivas, que trascienden las limitaciones físicas de la materia y la energía.

Esto puede parecer pura tontería, pero la ciencia detrás de esto no es estúpida. Si, a través de nuestros avances tecnológicos, somos capaces de continuar en esta escala de crecimiento exponencial donde las líneas entre la IA, las máquinas en general y los humanos se desdibujan y se mezclan, ¿quién puede decir cómo seremos como especie dentro de treinta años cuando ¿En comparación con los humanos actuales?

En la ciencia ficción, las civilizaciones alienígenas avanzadas se representan como especies intergalácticas que andan recolectando recursos de mundos deshabitados o conquistando sistemas estelares.

La hipótesis de la trascensión nos lleva un poco más allá en el tiempo. Dice que civilizaciones suficientemente avanzadas utilizan la compresión STEM para crear condiciones similares a las de un agujero negro. Se vuelven tan pequeños que trascienden las limitaciones del universo visible y deambulan en una realidad espacio-temporal diferente para probablemente interactuar con otras civilizaciones trascendidas.

Esta hipótesis tiene varias implicaciones para la búsqueda de inteligencia extraterrestre (SETI) y los mensajes a inteligencia extraterrestre (METI).

Primero, sugiere que es posible que no podamos detectar ninguna señal de civilizaciones avanzadas porque ya han trascendido nuestro universo observable y se están comunicando de maneras que no podemos interceptar o decodificar.

En segundo lugar, sugiere que es posible que no podamos contactar con ninguna civilización avanzada porque no tienen interés ni necesidad de interactuar con nosotros ni con ninguna otra entidad de nivel inferior.

En tercer lugar, sugiere que es posible que no seamos capaces de comprender ninguna civilización avanzada porque han evolucionado más allá de nuestra comprensión y operan según principios que están más allá de nuestra lógica e intuición.

La hipótesis de la trascensión se basa en varias suposiciones y especulaciones sobre la naturaleza de la evolución y el desarrollo universal, que pueden no ser válidas ni comprobables. También enfrenta varios desafíos y críticas desde perspectivas y escenarios alternativos.

Por ejemplo, algunos sostienen que la trascensión no es inevitable ni deseable para todas las civilizaciones, y que algunas pueden optar por permanecer en nuestro universo o incluso revertir su desarrollo.

Otros argumentan que la transcensión no es posible o factible para ninguna civilización, y que existen límites físicos o computacionales que la impiden o que la transcensión no es relevante o significativa para ninguna civilización, y que existen razones éticas o existenciales para evitarla.

La hipótesis de la trascensión es una respuesta interesante a la paradoja de Fermi, pero no es definitiva ni concluyente. Es una de las muchas hipótesis posibles que intentan explicar la aparente ausencia de ETI en nuestro universo.

F

Por jaime