sacsayhuaman peru ancient mystery

Ubicada dentro de las impresionantes montañas de los Andes del Perú, se encuentra la histórica ciudad de Cusco.  Esta ciudad, que alguna vez fue la capital del poderoso Imperio Inca entre los siglos XIII y XVI d.C., guarda un tesoro de misterios que continúan cautivando tanto a arqueólogos como a entusiastas.  Entre las maravillas de Cusco, el enigmático Sacsayhuamán es un testimonio del antiguo ingenio que una vez adornó esta tierra.

Sacsayhuamán, un sitio megalítico y un gran complejo ceremonial ubicado sobre Cusco, ha sido durante mucho tiempo una fuente de asombro e intriga.  Su característica más llamativa es una pared en zigzag compuesta de enormes piedras, algunas de las cuales pesan la asombrosa cifra de 125 toneladas, transportadas desde una cantera ubicada al menos a cinco kilómetros de distancia.  La precisión en la colocación de las piedras es tan impecable que ni siquiera un billete de un dólar puede deslizarse entre los bloques.

Históricamente se creía que la civilización Inca, hace menos de 1.000 años, construyó Sacsayhuamán.  Sin embargo, ha surgido una teoría más sorprendente: una que sugiere que los incas simplemente construyeron sobre los cimientos de una civilización mucho más antigua.  Según algunas de las primeras crónicas españolas, los propios incas negaron ser los creadores de Sacsayhuamán, afirmando que el sitio existía mucho antes de su llegada.

cusco ancient wonders sacsayhuaman

Muchos expertos sostienen ahora que Sacsayhuamán es anterior a los Incas en miles de años.  Esto plantea una pregunta desconcertante: ¿cómo pudo una civilización anterior poseer la tecnología y el conocimiento para construir una estructura tan impresionante?  Las piedras utilizadas en Sacsayhuamán son calizas metamorfoseadas, mucho más duras que el bronce, a las que los incas tenían acceso para sus herramientas.

Al examinar las técnicas de construcción, resulta evidente que existe una diferencia significativa entre la construcción megalítica, caracterizada por piedras que encajan perfectamente, y la construcción inca, que se basaba en piedras apiladas unas sobre otras con mortero como relleno.  Si Sacsayhuamán es realmente anterior a los Incas, como afirmaron los propios Incas, ¿quiénes fueron entonces los misteriosos arquitectos de esta antigua maravilla

Las leyendas y el folclore ofrecen pistas fascinantes.  Según antiguos cuentos incas, seres celestiales descendieron del cielo en la antigüedad, compartiendo su sabiduría con la gente de la Tierra.  Esta noción se alinea estrechamente con la controvertida teoría de los antiguos astronautas, que sugiere que los humanos, guiados por mentores extraterrestres, fueron los verdaderos constructores de Sacsayhuamán.

El enigma de Sacsayhuamán continúa desafiando nuestra comprensión de la historia y la arqueología.  A medida que profundizamos en los misterios de este extraordinario sitio, nos queda reflexionar sobre la posibilidad de que el pasado de nuestro planeta pueda estar entrelazado con influencias de otro mundo, como lo sugieren los cuentos de los antiguos incas.

En el corazón de Cusco, en medio de la grandeza de los Andes, Sacsayhuamán se erige como un centinela silencioso de una época envuelta en misterio y maravillas.  Nos recuerda que nuestro pasado es un intrincado tapiz, donde los hilos del ingenio humano y la intervención cósmica pueden estar entrelazados para siempre.

F

 

Por jaime