unnamed file 208

unnamed file 206En Tassili n’Ajjer, una región montañosa en el desierto del Sahara, se encuentran algunas de las pinturas rupestres más famosas del mundo. Entre ellas, destacan aquellas que han sido interpretadas como representaciones de humanoides «extraterrestres» con una antigüedad de alrededor de 17.000 años.

Estas pinturas rupestres han generado gran interés en la comunidad científica y en la sociedad en general debido a su misteriosa naturaleza. Las figuras humanoides en cuestión parecen tener características que no corresponden a seres humanos de la época, como cabezas grandes, ojos enormes y cuerpos delgados.unnamed file 207

La interpretación de estas pinturas rupestres ha sido objeto de controversia y debate durante años. Algunos creen que las figuras representan a seres de otros planetas que visitaron la Tierra hace miles de años, mientras que otros creen que son simplemente representaciones mitológicas o religiosas de las culturas que habitaban en la región en aquel momento.

 

En cualquier caso, la presencia de estas figuras humanoides en las pinturas rupestres de Tassili n’Ajjer es un misterio intrigante que sigue sin resolverse. Es difícil determinar con certeza la intención original de los artistas que las crearon y la significación que tenían para las culturas en las que se desarrollaron.

Algunos creen que las pinturas pueden ser una prueba de que la vida extraterrestre ha visitado la Tierra en algún momento del pasado, pero esto sigue siendo una hipótesis sin pruebas sólidas. Otros creen que las figuras podrían ser representaciones de seres sobrenaturales o deidades locales de las culturas antiguas de la región.

Es importante tener en cuenta que estas pinturas son un testimonio valioso de la historia de la humanidad y nos ofrecen una visión única de las culturas y creencias de la época. Independientemente de la interpretación que se les dé, estas pinturas rupestres son una fascinante muestra del arte y la creatividad de nuestros antepasados.

El misterio del antiguo contacto

unnamed file 208Alexei Kazantsev fue un escritor ruso de ciencia ficción que tuvo una gran influencia en el género en la década de 1960. Entre sus obras más famosas se encuentra «La ciudad submarina», «La estrella» y «El hombre anfibio». Sin embargo, una de sus obras más interesantes es su relato sobre los «Marcianos de Tassili».

Kazantsev visitó Tassili n’Ajjer en 1962 y quedó fascinado por las pinturas rupestres que encontró allí. En particular, se sintió atraído por las representaciones de humanoides con grandes cabezas y ojos almendrados, que algunos investigadores han interpretado como posibles seres extraterrestres.

Inspirado por estas pinturas, Kazantsev escribió un relato de ciencia ficción titulado «Marcianos de Tassili», en el que imaginaba que los habitantes de la Tierra se encontraban con una nave espacial tripulada por marcianos que habían visitado nuestro planeta en la antigüedad.

En el relato de Kazantsev, los marcianos son descritos como seres altos y delgados, con cabezas grandes y ojos almendrados. Estos seres se comunican telepáticamente y se mueven con una gracia y una rapidez impresionantes. A lo largo del relato, los personajes de Kazantsev intentan comunicarse con los marcianos y descubrir cuál es su propósito en la Tierra.

Aunque el relato de Kazantsev es pura ficción, está basado en las pinturas rupestres de Tassili y en las teorías que han surgido en torno a ellas. De hecho, algunos creen que las pinturas de Tassili podrían ser una representación de seres extraterrestres que visitaron la Tierra en la antigüedad.

Más allá de la ficción, lo cierto es que las pinturas rupestres de Tassili son un testimonio fascinante de la creatividad y la habilidad artística de nuestros antepasados. A través de sus representaciones, podemos imaginar cómo era la vida en la Tierra hace miles de años y pensar en las posibilidades de que los seres humanos no hayan sido los únicos habitantes del planeta en el pasado.

En resumen, la obra de Alexei Kazantsev sobre los marcianos de Tassili es una interesante reflexión sobre las posibilidades de la vida extraterrestre y una muestra de cómo la ciencia ficción puede estar basada en la realidad y la ciencia. Y, por supuesto, nos recuerda la fascinante historia de las pinturas rupestres de Tassili y las muchas teorías que han surgido en torno a ellas.

 

Por jaime