asteroid ad 300x252 1

 

asteroid ad 300x252 1

asteroid adDurante las últimas décadas, los científicos han estado observando de cerca los asteroides. Según los autores de estudios separados, algunos minerales encontrados en estos cuerpos cósmicos pueden probar la existencia de civilizaciones extraterrestres.

 

 

Los científicos llegaron a esta conclusión allá por los años 60 del siglo pasado, cuando se crearon en el laboratorio los minerales heideíta y brezinaíta. Ellos, según los científicos, podrían convertirse en excelentes conductores de electricidad.

Sin embargo, a pesar de que, según aseguran los científicos, los materiales creados eran completamente artificiales, después de un tiempo comenzaron a encontrarse en fragmentos de asteroides. Cómo pudieron formarse fuera del laboratorio seguía siendo un misterio para los científicos.

No hace falta decir que este estado de cosas ha llevado a los científicos a la confusión. Sin embargo, hubo quienes sugirieron que el nuevo descubrimiento podría indicar la existencia de una civilización avanzada en el espacio lejano, que utilizó activamente materiales únicos para sus viajes.

Y años después, estos materiales llegaron a nuestros planetas ya en forma de asteroides sin vida.

 

 

Ahora, seis décadas después, un investigador venezolano está tratando de conectar los puntos entre los minerales que esos científicos fabricaron en los laboratorios y los mismos minerales que llegaron a la Tierra desde el espacio.

Tal vez, solo tal vez, esos minerales superconductores que vinieron del espacio también sean artificiales, planteó la hipótesis de BP Embaid, físico de la Universidad Central de Venezuela, en un estudio , aún no revisado por pares, que apareció en línea el 13 de septiembre.

Y si ese es el caso, los minerales podrían ser evidencia de tecnología extraterrestre, «firmas tecnológicas», como les gusta decir a los científicos. «Es importante tener la mente abierta e incluso ser provocativo para considerar la siguiente pregunta: ¿son estos minerales meteoríticos muestras de firmas tecnológicas extraterrestres?» Embaid escribió.

Los científicos están de acuerdo en gran medida en que deberíamos buscar más ampliamente, con mentes más abiertas, signos de civilizaciones extraterrestres.

Embaid piensa que la brezinaita y la heideita son tan extrañas, con sus formulaciones y capas únicas, que existe una buena posibilidad de que siempre se fabriquen. Es una buena posibilidad, es decir, que toda la brezinaita y la heideita de la galaxia provengan de laboratorios, ya sean nuestros laboratorios o los laboratorios de alguna civilización alienígena.

 

 

“La génesis de estos minerales meteoríticos podría requerir [un] proceso controlado y sofisticado que no se encuentra fácilmente en la naturaleza”, escribió Embaid.

Si se da el caso de que la brezinaita y la heideita son exclusivamente sintéticas, la implicación es clara. Cualquier meteorito que encontremos que contenga brezinaita o heideita no es una roca espacial natural. Es un fragmento de tecnología alienígena, específicamente, «tecnología abandonada», según Embaid. Restos de naves espaciales o sondas desaparecidas hace mucho tiempo.

 

Por jaime