los agujeros negros estan mas cerca de lo que se pensaba estan en el cumulo de estrellas hiadesLa Vía Láctea debería estar repleta de pequeños agujeros negros. Se cree que en los rincones de las galaxias hay entre 10 y 1.000 millones de agujeros negros con una masa comparable a la de una estrella.

Sin embargo, a diferencia de los agujeros negros supermasivos, que son brillantes y reúnen galaxias a su alrededor, los pequeños son muy difíciles de encontrar. Actualmente sólo se conocen 20 agujeros negros de masa estelar, y el más cercano a la Tierra está a unos 1.565 años luz de distancia.

Una nueva investigación sugiere que los agujeros negros pueden estar mucho más cerca. Al analizar y modelar el cúmulo de estrellas Híades, un grupo de estrellas a 150 años luz de distancia, el astrónomo descubrió que allí pueden esconderse dos o tres pequeños agujeros negros. Así lo informó la Universidad de Barcelona, ​​​​un artículo científico publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

“El modelo sólo puede igualar la masa y el tamaño observados de las Híades si en el centro del cúmulo hay agujeros negros”, afirma el astrofísico Stefano Torniamenti de la Universidad de Padua.

Las Híades, visibles en el cielo nocturno en la constelación de Tauro, son los llamados cúmulos abiertos: un grupo de estrellas con las mismas características que se mueven juntas en el espacio, unidas gravitacionalmente.

Cada cúmulo abierto es esencialmente una familia de estrellas nacidas de la misma nube molecular que se unen antes de separarse. Las Híades tienen aproximadamente 625 millones de años y contienen cientos de estrellas; las más alejadas del centro parecen comenzar a separarse y las del centro se agrupan más estrechamente.

Desafortunadamente, aún no se ha determinado la ubicación exacta de los agujeros negros en el cúmulo. Sin embargo, definitivamente no nos amenazan: la velocidad máxima posible de movimiento de estos agujeros negros era de 3 kilómetros por segundo.

Les tomaría muchísimo tiempo llegar hasta aquí, incluso si se dirigieran en nuestra dirección. Y en cualquier caso, estos agujeros negros no tienen más fuerza gravitacional que cualquier estrella de masa equivalente.

“Este descubrimiento nos ayuda a comprender cómo la presencia de agujeros negros afecta la evolución de los cúmulos estelares y cómo los cúmulos estelares, a su vez, contribuyen a la formación de fuentes de ondas gravitacionales, además de proporcionar información sobre cómo estos misteriosos objetos se distribuyen por todo el planeta. galaxia”, afirma el astrofísico Marc Giles de la Universidad de Barcelona.

F

 

Por jaime