atlantida tiahuanaco y puma punku similitudes increibles

La Atlántida en… ¿Bolivia

Según muchos investigadores, la Atlántida podría haber estado ubicada en el continente americano, y algunos creen que la región de los Andes bolivianos coincide con la descripción de Platón del continente/ciudad perdida de la Atlántida. En su obra Timeo y Critias, Platón describe un enorme continente llamado Atlántida donde floreció una civilización avanzada. La Atlántida existía en un punto lejano del Océano Atlántico, frente a las Columnas de Hércules o Estrecho de Gibraltar. Platón describió una pequeña isla volcánica también llamada Atlántida donde se ubicaba una increíble ciudad llena de increíbles características; esta era la capital del continente.

geosferaazul

 

Según Platón, la isla/continente se hundió en el mar en un día y una noche, desapareciendo para siempre perdida en el tiempo. Según la geología moderna, un continente no puede hundirse en un día y una noche, por supuesto, eso se debe a que no hemos presenciado algo así en los tiempos modernos, lo que sucedió en el pasado sigue siendo un misterio.

Sabemos que la Atlántida no se encuentra en la isla de Creta, ¿por qué? Porque según Platón, la Atlántida estaba ubicada frente a las Columnas de Hércules o el Estrecho de Gibraltar, por lo que la idea de que la Atlántida estuviera en Creta o Thera es casi lo contrario de lo que dijo Platón. No se encuentra en el océano Atlántico ni Creta y Thera tienen las características y el tamaño necesarios de la Atlántida. La opción de las Azores también parece quedar fuera del juego, ya que no hay “continentes” hundidos alrededor de las Azores. Los investigadores que creen que la Atlántida estaba ubicada en lo que llamamos Antártida también podrían estar equivocados, ya que la Antártida ha pasado miles de años bajo el hielo, lo que hace que sea casi imposible sostener una civilización como la Atlántida. Por supuesto, todavía existe una pequeña posibilidad, ya que, según muchos,

El “ continente perdido de la Atlántida ” era tan grande como el norte de África y Asia juntos; geológicamente, América del Sur tiene ese tamaño. La mayoría de los investigadores están de acuerdo con la teoría de que la Atlántida podría estar situada en América del Sur, más precisamente, en Bolivia. La clave de este misterio es la descripción de Platón; describiendo un gran continente, pero al mismo tiempo una pequeña isla volcánica con el mismo nombre. Según Platón, este continente era ancho, llano y en su centro había una isla volcánica que luego se llamó Atlántida. Por lo tanto, en realidad podría existir la posibilidad de que el continente en sí no se hundiera, sino sólo una pequeña parte de él, o mejor dicho, la isla que se describió.

modelo1

Se cree que esta descripción encaja casi perfectamente con el continente sudamericano; Está ubicado frente a los Pilares de Gibraltar, tiene una forma plana y rectangular, que se extiende desde el centro del continente, hasta la mitad del lado más largo del continente. La forma de la ciudad encaja en la descripción rectangular, a 9 kilómetros del mar en un mar interior pero, lo más importante, según Platón, toda la región se encuentra a una altitud elevada. Todo esto encajaría casi perfectamente en la descripción del continente perdido y la ciudad de la Atlántida.

Según los investigadores, la capital de la Atlántida se construyó alrededor de una isla volcánica que se hundió en el mar interior del lago Poopó ubicado en el lado rectangular del Altiplano boliviano, perfectamente rodeado de montañas en todas direcciones, y estas montañas son ricas en numerosos minerales que Platón mencionó en su obra sobre la Atlántida; Oro, Plata, Cobre y Orichalchum, que es una aleación de oro y cobre que, según los investigadores, existe únicamente en la región de los Andes. Platón describió las murallas de la ciudad circular de la Atlántida como cubiertas con esta misteriosa aleación. Más importante aún, las palabras “Atl” y “Antis” provienen de lenguas antiguas habladas en el continente sudamericano, que se traducen como agua y cobre.

La conexión Tiahuanaco

Tiahuanaco- El muro de las caras.

El increíble complejo antiguo de Tiahuanaco tiene una fuerte conexión con la Atlántida según varios investigadores que apoyan la Teoría Sudamericana de la Atlántida. Con base en los bloques y ruinas monumentales de Tiahuanaco, ubicadas en las cercanías del lago Titicaca, los investigadores creen que el sitio arqueológico de Tiahuanaco es evidencia de una civilización antigua extremadamente avanzada, con una historia de más de 12.000 años, y que esta antigua civilización podría haber sido la civilización atlante en lo que hoy llamamos Tiahuanaco y Puma Punku. Curiosamente, las piedras de la región de Tiahuanaco son rojas, negras y blancas, tal como las describió Platón.

Estas rocas de piedra demuestran cortes de increíble precisión, superficies lisas y otras increíbles características de mampostería y algunas de las estructuras encontradas en Tiahuanaco parecen haber sido utilizadas en construcciones anteriores. En la Atlántida se describen manantiales naturales de agua fría y caliente, existiendo también algunos de estos en la región pampeana de Auallagas.

Las leyendas bolivianas también parecen corresponder a la Atlántida. Por ejemplo, se dice que la Atlántida fue destruida por Poseidón, el dios patrón de la ciudad, después de que sus habitantes se volvieran malvados e inmorales. Sorprendentemente, las leyendas de la región pampeana hablan de la caída moral de su sociedad que resultó en una inundación destructiva, enviada por Tunupa, el dios del agua, otra similitud que se puede agregar a la lista.

3f198218c750ebde828638deba0d585c

Tiahuanaco y Puma Punku tienen características increíbles que ni la arqueología ni la historia pueden entender y explicar completamente. Aún sigue siendo un misterio cómo se crearon las enormes estructuras de la región y cómo obtuvieron tal precisión. La civilización atlante podría haber existido y, como creen muchos investigadores, esta civilización altamente avanzada podría haber existido en América del Sur, alrededor de Tiahuanaco y Puma Punku, lugares tan misteriosos como la Atlántida de Platón.

F

Por jaime