por que vinieron los anunnaki a la tierra a buscar oro

A lo largo del siglo pasado se ha descubierto que la historia de la humanidad no es como se cuenta y que guarda muchos secretos. Según traducciones de tablillas antiguas, nuestra ascendencia en realidad está estrechamente relacionada con la llegada de los Anunnaki y su búsqueda de oro.

Los expertos han dedicado una parte de su vida profesional a examinar las enigmáticas tablillas sumerias, que ocultan la verdadera historia de la humanidad.

Zecharia Sitchin ha sido uno de los más importantes, ya que pasó 30 años de su vida traduciéndolos antes de publicar su libro «El duodécimo planeta» en 1976.

Allí, brindó una explicación de la visita de los Anunnaki a la Tierra y su papel en la modificación de los primeros homínidos para producir la raza humana.

Los dioses Anunnaki y Nibiru

Zecharia Sitchin y una imagen de una tablilla sumeria.

Los sumerios conocían todos los planetas del sistema solar, incluido un duodécimo planeta conocido como Nibiru, o el planeta errante, según el análisis de Sitchin de tablillas antiguas.

La órbita elíptica de este planeta hacía contacto con la Tierra cada 3.600 años. Los Anunnaki, que allí vivieron, eran sus nativos, y llegaron a este planeta hace miles de años con un solo propósito: buscar oro.

Sin embargo, con el tiempo contribuyeron al desarrollo de la humanidad, en parte debido a su tecnología avanzada y su experiencia en ingeniería genética.

¿Historia prohibida

La comunidad científica niega categóricamente esta historia porque contradice toda su tesis sobre la existencia de vida extraterrestre.

Pero a pesar de los riesgos para sus carreras, los científicos y arqueólogos han logrado avances significativos al exponer la historia real.

Afirma que Anu, el dios del cielo encargado de hacer cumplir las leyes de la Tierra, fue uno de los primeros «dioses» del panteón. De él y su esposa Antu nacieron sus dos hijos, Enlil y Enki, que eran rivales por el trono.

Enlil era considerado un dios tiránico, altivo y cruel del viento y las tormentas. Se cree que Enlil odiaba a los hombres e intentó acabar con la humanidad tres veces, incluso durante el Gran Diluvio Universal.

Enki, por otra parte, era la deidad del conocimiento y la virtud. Es esencialmente el inverso de su hermano. Enlil era hijo de Antu, el heredero «forzado» al trono; Se cree que su rivalidad tiene sus raíces en el hecho de que tuvieron madres diferentes cuando eran niños.

La misión para buscar oro

Necesitaban el oro para arreglar la catástrofe ecológica que afligía a Nibiru.

Según las tablillas, una expedición de 50 miembros encabezada por Enki fue la primera Anunnaki en visitar la Tierra. Su padre lo envió a construir un puerto espacial en el Golfo Pérsico.

Su objetivo principal era construir una refinería minera de tamaño considerable para extraer los minerales críticamente necesarios, incluido el oro.

Su principal motivación para visitar la Tierra fue salvar a Nibiru de un desastre ecológico, así como de los rayos ultravioleta del Sol y el rápido agotamiento de la capa de ozono. Nibiru estaba experimentando todos estos problemas y la Tierra no fue la excepción. El uso del oro sería el de revitalizar la atmósfera.

Como resultado, Enki fundó la población de Eridu, que fue la primera en existir en el sur de Mesopotamia. Enki se vio obligado a regresar a Nibiru como resultado del fracaso de la primera misión para extraer oro. Su hermano Enlil lo reemplazó.

600 Anunnaki llegaron a Apsu, la «fuente primordial», que se encuentra en el norte de África. En las tablillas, los sumerios registraron que estos «dioses» del cielo establecieron 7 bases funcionales en el sur de Mesopotamia.

Durante su investigación, Zecharia Sitchin descubrió que estas ciudades estaban idealmente situadas para recibir barcos de Nibiru.

Esclavos para la extracción del mineral

Los Anunnakis empezaron a ser tratados como dioses por los nuevos esclavos

Los esclavos recién adquiridos comenzaron a venerar a los Anunnaki como dioses.

Los Igigi, unos dioses menores que estaban bajo el gobierno de los Anunnaki, serían los encargados de extraer el oro. Sin embargo, con el paso del tiempo, empezaron a unirse para protestar por el trato opresivo al que eran sometidos, que los convertía en meros esclavos sin derechos.

Enlil se vio obligado a informar a Anu que detendría el flujo de oro después de que los Igigis finalmente se rebelaran contra los Anunnaki.

Para continuar con la minería y reemplazar a los Igigis, Enki tomó la decisión de crear una raza de esclavos.

Utilizaron Homo Erectus para crear un híbrido con sus genes, utilizando sus conocimientos avanzados y su destreza tecnológica.

Ninhursag, un experto en genética, estaba a cargo. Para extraer un óvulo de una hembra de homínido y fertilizarlo con el esperma de un joven Anunnaki, utilizaron la hembra de homínido. Las «diosas procreadoras» se sometieron al mismo procedimiento. Como resultado, nació el primer ser humano tal como lo conocemos.

Los Anunnaki, que todavía estaban en la Tierra, comenzaron a notar cómo el Homo Sapiens los trataba como dioses, alimentando su egocentrismo, cuando finalmente se abandonó la minería.

Hay una razón para tanta omisión de información si esta historia se describe en las tablillas de la primera civilización de la humanidad. Al contrario de lo que creen algunos investigadores, las tablillas fueron traducidas incorrectamente y no reflejan necesariamente la historia de los Anunnaki. ¿Qué opinas de este acertijo? ¿quién tiene la razón?

Redacción por

Por jaime