unnamed file 666

unnamed file 666

El 22 de noviembre de 1963, Estados Unidos se estremeció hasta la médula cuando el presidente John F. Kennedy fue asesinado en Dallas. Décadas más tarde, el asesinato de JFK sigue siendo uno de los misterios sin resolver más intrigantes y controvertidos de la historia estadounidense. Las teorías de la conspiración se han arremolinado durante años, y algunas implican a organizaciones poderosas como la CIA en el trágico evento. La aparición de un memorando desclasificado en 2010 solo ha agregado combustible al fuego, brindando un nuevo ángulo sensacional a las teorías de la conspiración.

El memorando, fechado solo diez días antes del asesinato de Kennedy, muestra al presidente exigiendo que la CIA comparta su inteligencia OVNI con la NASA. En este sorprendente documento, JFK solicita acceso a todos los documentos relacionados con ovnis y ordena a la CIA que ayude a la NASA con sus “responsabilidades defensivas” compartiendo información sobre objetos voladores no identificados.

El momento del memorándum es innegablemente intrigante y plantea la pregunta: ¿existe una conexión entre el interés de Kennedy en los ovnis y su asesinato? Algunos creen que el memorando puede haber alterado las plumas dentro de la CIA, causando alarma e incitando a la agencia a tomar medidas drásticas.

 

 

Además, el memorando revela el interés de JFK en colaborar con la Unión Soviética en proyectos de exploración espacial. Esta propuesta llegó en un momento de extrema tensión entre las dos superpotencias, y algunos historiadores argumentan que la CIA pudo haber estado preocupada por la supuesta blandura de Kennedy hacia los soviéticos. ¿Podría haber sido suficiente para desencadenar un complot de asesinato?

Si bien el memorando desclasificado ha provocado un intenso debate, también se ha cuestionado su autenticidad. Algunos críticos argumentan que el documento carece de las marcas estándar que normalmente se encuentran en la correspondencia oficial del gobierno, y solo se proporcionó una copia de la carta para la investigación. Sin embargo, otros sostienen que estas discrepancias no significan necesariamente que el memorando sea una falsificación.

En 2017, la CIA publicó miles de archivos clasificados relacionados con el asesinato de JFK, pero queda por ver si estos documentos arrojarán más luz sobre la conexión entre el memorando y la trágica muerte de Kennedy. El debate sobre los hechos ocurridos el 22 de noviembre de 1963 está lejos de terminar y la búsqueda de respuestas continúa.

A medida que profundizamos en los misterios del asesinato de JFK, el memorando desclasificado ofrece una perspectiva nueva y convincente sobre las teorías de la conspiración que han cautivado al público durante décadas. Con cada nueva evidencia, nos acercamos más a la comprensión de la verdad detrás de uno de los eventos más impactantes en la historia de Estados Unidos.

 

Por jaime