el misterio de las sirenas podrian ser formas de vida

el misterio de las sirenas podrian ser formas de vidaLas sirenas son criaturas míticas que han fascinado a los humanos durante siglos. Por lo general, se representan como seres mitad humanos, mitad peces que viven en los océanos y tienen poderes mágicos.

Pero, ¿y si las sirenas no son solo leyendas, sino reales? ¿Y si no son nativos de la Tierra, sino que vienen de otro planeta

Esto puede parecer una especulación descabellada, pero algunos investigadores han propuesto que las sirenas podrían ser una forma de vida extraterrestre que se adaptó al entorno acuático de la Tierra.

el misterio de las sirenas podrian ser formas de vida extraterrestres 1

Argumentan que las sirenas podrían haber llegado a la Tierra hace millones de años, ya sea por accidente o por diseño, y evolucionaron para mezclarse con la vida marina. Podrían haber desarrollado inteligencia, cultura, lenguaje y tecnología, pero permanecieron ocultos a la civilización humana.

Uno de los principales defensores de esta teoría es el Dr. Paul Robertson, un ex biólogo marino que afirma tener evidencia de la existencia de sirenas. Dice que ha grabado sonidos e imágenes de sirenas usando un micrófono y una cámara submarinos especiales. También dice que ha sido testigo de ataques de sirenas contra humanos y otros animales, y que el gobierno está encubriendo la verdad.

Las afirmaciones del Dr. Robertson son controvertidas y muchos expertos las han descartado como engaños o malas interpretaciones. Sin embargo, no es el único que cree en la posibilidad de extraterrestres sirenas.

Algunas culturas antiguas, como los sumerios y los babilonios, representaban a las sirenas como dioses o mensajeros de las estrellas. Algunos entusiastas de los ovnis modernos también sugieren que las sirenas podrían estar relacionadas con los misteriosos OSN (objetos sumergidos no identificados) que a veces se reportan en los océanos.

Por supuesto, no hay pruebas concluyentes de que las sirenas existan, y mucho menos de que sean extraterrestres. Pero tampoco hay una prueba definitiva de que no lo hagan. Los océanos son vastos y en gran parte inexplorados, y podría haber muchos secretos escondidos en sus profundidades.

Leyendas

Aunque la tecnología humana no avanzó hace miles de años, curiosamente, muchas leyendas con historias similares se transmitieron entre diferentes civilizaciones que vivían lejos unas de otras. Por ejemplo, muchas religiones dicen que el mundo comenzó en caos y describen el Gran Diluvio.

También existe una leyenda única en todo el mundo sobre unas criaturas conocidas como sirenas. En 1931, los antropólogos franceses Marcel Griaule y Germaine Dieterlen descubrieron un grupo de personas «Dogon» relativamente primitivas que vivían en África occidental cerca de Niger Bend.

Al principio, Griaule estaba fascinado por la cultura Dogon porque no solo estaban bien versados ​​en anatomía biológica, sino que incluso tenían su propio calendario astronómico. Pero lo que sorprendió aún más a Griaule fue que hace más de 3.000 años ya sabían de la existencia de Sirius B. Sirius B es una estrella enana blanca a 8,6 años luz de la Tierra.

Debido a que Sirius B está ubicado junto a «Sirius A», que es varias veces más brillante y más grande, Sirius B no es visible a simple vista para las personas en la Tierra.

el misterio de las sirenas podrian ser formas de vida extraterrestres 2

De hecho, no fue hasta 1862 que los humanos vieron débilmente a Sirio B con un telescopio por primera vez, pero debido a las limitaciones de la tecnología en ese momento, no fue hasta después de 1928 que los humanos entendieron completamente a Sirio B. Sin embargo, el ¡La gente Dogon lo sabía hace 3.000 años!

La única diferencia fue que en vez de llamarlo Sirius B, los Dogones lo llamaron Po Tolo. El sacerdote Dogon le dijo a Griaule que, aunque no podían ver a Sirius B, sabían que emitiría un resplandor blanco y rodearía a Sirius A en una órbita elíptica una vez cada 50 años. Y estos son exactamente los mismos 50 años que la NASA calculó más tarde. Esto es bastante asombroso.

Si Sirius B no es visible a simple vista, ¿cómo calcularon los Dogon este ciclo de órbita El sacerdote le dijo a Griaule que los Dogon sabían todo esto porque hace mucho tiempo, un grupo de mitad humanos, mitad peces (también conocidos como la gente pez) descendió del cielo, y eran de Sirius B.

lago Baikal

Formado hace unos 35 millones de años, el lago Baikal, ubicado en Siberia, Rusia, es el lago de agua dulce más grande y profundo del mundo. Según archivos desclasificados de la Unión Soviética, este antiguo lago puede estar lleno de criaturas que no conocemos.

Todo comenzó en 1982. Ese año, el ejército soviético llevó un equipo al lago Baikal para entrenarse en buceo, pero curiosamente, justo cuando estaban buceando a unos 50 metros bajo el agua, de repente se encontraron con seis criaturas grandes. El punto es que, aparte del casco, las criaturas no llevaban ningún equipo de buceo. ¿Podría ser esta una nueva tecnología inventada por otros países?

El líder del grupo decidió capturar a uno con vida, por lo que hizo un gesto y dio instrucciones, pero antes de que los miembros del equipo pudieran actuar, de repente, una ola de energía similar a las ondas de un sonar salió de la dirección de las criaturas desconocidas y empujó a los siete buzos. la superficie.

Debido a que esta energía era demasiado poderosa, junto con el proceso de salir a la superficie demasiado rápido, tres de los siete buzos entraron en estado de shock y el resto del equipo cayó en coma. Al final, tres miembros murieron.

El científico más famoso de la Unión Soviética, Vladimir Azhazha, fue enviado a investigar el incidente, pero los archivos desclasificados no mencionaron los resultados de la investigación.

Aunque los resultados no se publicaron, fueron suficientes para despertar la curiosidad sobre la posible existencia de vida inteligente bajo las profundidades del mar, y la única pregunta era si estas criaturas submarinas podrían ser los Nommo descritos por los aborígenes de África occidental. Sin embargo, a medida que continuaba la especulación sobre qué secretos submarinos había descubierto la Unión Soviética en ese entonces.

el misterio de las sirenas podrian ser formas de vida extraterrestres 3

¿Qué pasaría si tratáramos de comunicarnos con ellos?

¿Cómo sabemos si son benévolos o malévolos? ¿Qué querrían de nosotros, o de nuestro planeta

La comunicación es la base de cualquier relación, y podría ser la clave para entender y convivir con una posible civilización alienígena. Pero la comunicación también es un proceso complejo y desafiante, especialmente entre diferentes especies y culturas.

Para comunicarnos con las sirenas, primero tendríamos que encontrar una forma de establecer contacto y señalar nuestras intenciones. Tendríamos que usar un medio que puedan percibir y responder, como el sonido, la luz o los gestos.

También tendríamos que evitar cualquier acción que puedan interpretar como hostil o amenazante, como acercarse demasiado rápido o demasiado cerca, o usar armas o dispositivos.

A continuación, tendríamos que encontrar una forma de intercambiar información y significado. Tendríamos que aprender su lenguaje y símbolos, o crear un lenguaje común que ambas partes puedan entender.

También tendríamos que superar cualquier barrera o sesgo que pueda dificultar nuestra comprensión o expresión, como el ruido, la distorsión o el prejuicio.

Finalmente, tendríamos que encontrar una manera de generar confianza y compenetración. Tendríamos que mostrar respeto y curiosidad por su cultura y valores, y compartir nuestra propia cultura y valores con ellos.

También tendríamos que demostrar empatía y cooperación por sus necesidades e intereses, y buscar beneficios y objetivos mutuos con ellos.

Comunicarse con las sirenas podría ser una experiencia gratificante e instructiva para ambas partes. Podría abrir nuevos horizontes de conocimiento y descubrimiento, y fomentar nuevos lazos de amistad y colaboración.

También podría ayudarnos a resolver cualquier conflicto o malentendido que pueda surgir entre nosotros, y prevenir cualquier daño o violencia que pueda ocurrir.

Pero comunicarse con las sirenas también podría ser una tarea arriesgada y peligrosa para ambos lados. Podría exponernos a nuevas amenazas y desafíos, y crear nuevos conflictos y tensiones.

También podría revelar secretos y diferencias que pueden escandalizarnos u ofendernos, y provocar reacciones que pueden dañarnos o herirnos.

Comunicarse con las sirenas no es una tarea sencilla ni fácil, sino compleja y difícil. Requiere paciencia y coraje, curiosidad y respeto, empatía y cooperación.

También requiere precaución y prudencia, conciencia y preparación, responsabilidad y rendición de cuentas. Es una apuesta que podría resultar rentable o resultar contraproducente.

El misterio de las sirenas no es solo una fantasía, sino una posibilidad a la que quizás tengamos que enfrentarnos algún día. Ya sean extraterrestres o no, son parte de nuestro mundo y nosotros somos parte del suyo. La forma en que nos comunicamos con ellos podría cambiar nuestro futuro para siempre.

F

Por jaime