la misteriosa lluvia de carne roja de kentucky

Los vecinos del condado de Bath, en Kentucky, protagonizaron en 1876 un suceso extraordinario: Llovieron trozos de carne

La carne cayó del cielo en trozos pequeños y de color rojizo
La carne cayó del cielo en trozos pequeños y de color rojizo

En la vasta historia de eventos inexplicables, hay uno que ha dejado perplejos a investigadores y científicos durante décadas: la lluvia de carne roja de Kentucky en 1876. Este extraño fenómeno ocurrió en el pequeño pueblo de Olympia Springs, Kentucky, el 3 de marzo de 1876, y ha sido objeto de especulación y debate desde entonces. ¿Cómo es posible que carne real cayera del cielo en una aparente lluvia 

La lluvia de carne comenzó alrededor del las once de la mañana del 3 de marzo de 1876. Según los relatos de los habitantes de Olympia Springs, los cielos se oscurecieron repentinamente, y pronto, pequeños trozos de carne comenzaron a caer suavemente del cielo como si fuera una lluvia ligera. Los lugareños quedaron desconcertados ante esta inusual y espeluznante escena.

La carne cayó del cielo en trozos pequeños y de color rojizo

Uno de los testigos presenciales más destacados fue Mary Crouch, una maestra de escuela local. En su diario personal, escribió sobre el extraño evento: «La carne cayó del cielo en trozos pequeños y de color rojizo. Parecía como si la propia naturaleza estuviera llorando sangre». Esta descripción vívida y emotiva refleja la sorpresa y el temor que sintieron muchos de los testigos ese día.

Otro testigo, Harrison Gill, un granjero de la zona, relató que inicialmente pensó que la carne era algún tipo de broma pesada, pero pronto se dio cuenta de que era carne real y fresca. Algunos informes mencionaron que los trozos de carne eran de distintos tamaños, algunos más grandes que otros, y que la mayoría tenía un color rojo intenso.

La noticia de este extraño evento se propagó rápidamente por la región, y periódicos de diferentes lugares comenzaron a publicar artículos sobre la lluvia de carne roja. El informe más detallado y minucioso fue realizado por el Louisville Commercial el 6 de marzo de 1876. Este artículo recopiló los testimonios de varios testigos y trató de encontrar una explicación plausible para lo que sucedió. Refiere que, incluso, dos hombres que probaron la carne cruda pensaron que podría ser cordero o venado, y el gato de la familia Crouch se atiborró del festín fortuito.

Se tomaron muestras para analizar, al menos una de las cuales todavía se conserva en un Museo local. 

  

Una muestra de carne de la lluvia de Kentucky

Una muestra de carne de la lluvia de Kentucky

Hipótesis y especulaciones

Desde el momento en que ocurrió la lluvia de carne, los científicos y expertos se han esforzado por explicar este misterio sin precedentes. Se plantearon varias hipótesis para tratar de comprender la naturaleza del fenómeno.

Carne arrojada por buitres: Una de las primeras explicaciones que se ofrecieron fue que los buitres u otras aves carroñeras habían arrojado o vomitado la carne desde el cielo. Sin embargo, esta teoría no pudo explicar por qué la carne no mostraba signos de descomposición ni por qué estaba teñida de rojo.

Ejecución de animales en la atmósfera: Algunos científicos propusieron la posibilidad de que una gran cantidad de animales hubiera sido arrastrada a la atmósfera debido a algún tipo de evento climático excepcional, como un tornado. Sin embargo, esta explicación fue descartada debido a la falta de pruebas sólidas y a la improbabilidad de que tantos animales fueran arrastrados tan alto en el cielo.

Teorías religiosas y sobrenaturales:Otros sugirieron que el evento era un presagio de algún tipo o un acto divino, pero estas teorías carecían de base científica y se basaban más en la creencia popular y la superstición que en evidencia concreta.

Origen extraterrestre: Algunas personas especularon que la lluvia de carne podría haber sido causada por una intervención extraterrestre. Esta hipótesis, sin embargo, carece de pruebas y es considerada más una idea de ciencia ficción que una explicación plausible.

Hasta el día de hoy, ninguna de estas hipótesis ha sido aceptada de manera unánime por la comunidad científica, y la lluvia de carne de Kentucky sigue siendo un enigma no resuelto.

Explicaciones modernas y perspectivas

Leopold Brandeis,  que recibió y analizó algunos de los especímenes conservados en glicerina (ver foto más arriba) escribió un artículo histórico de la revista ‘Scientific American‘. Anunció que la ‘carne’ no era en realidad carne en absoluto. 

«Ha sido comparativamente fácil identificar la sustancia y fijar su estado. La ‘maravilla’ de Kentucky es ni más ni menos que nostoc» -escribió.

Brandeis identificó el nostoc de Kentucky como perteneciente a la especie Nostoc craneum, que describió como «de color carne», es una cianobacteria que forma colonias rodeadas por una envoltura gelatinosa protectora que se hincha cuando llueve. Sin embargo no hay consenso ni tiene qué ver con los sabores que experimentaron los ciudadanos que lo ingirieron. 

Con los avances científicos y tecnológicos, han surgido nuevas teorías que podrían arrojar luz sobre este antiguo misterio. Una de las explicaciones modernas más intrigantes se relaciona con las trombas marinas, también conocidas como tornados acuáticos.

Las trombas marinas son tornados que se forman sobre cuerpos de agua y pueden absorber animales y escombros en su trayectoria. Si una tromba marina pasara sobre un lugar donde hubiera una gran concentración de animales, podría levantarlos en el aire y transportarlos por varios kilómetros antes de dejarlos caer. Esta teoría podría explicar por qué la carne cayó en trozos pequeños y en una amplia área en Kentucky.

Una hipótesis habla de experimentos con globos aerostáticos que pudo liberar carne fresca desde el cielo

Otra posibilidad más controvertida sugiere que la lluvia de carne pudo haber sido causada por una forma temprana de transporte aéreo de carne. En la década de 1870, se estaban realizando experimentos con globos aerostáticos para transportar carga y correo. Se ha planteado la idea de que algún tipo de accidente o prueba fallida pudo haber llevado a la liberación de carne desde uno de estos globos en el cielo, lo que explicaría la presencia de carne fresca y rojiza en el suelo.

Es importante señalar que estas son solo teorías y que el misterio de la lluvia de carne roja de Kentucky sigue sin resolverse por completo. Aunque han pasado más de 150 años desde el evento, la fascinación por este enigma sigue viva, y los investigadores continúan explorando nuevas pistas y datos para tratar de descubrir la verdad detrás de esta peculiar lluvia.

Por jaime